• Forum Business Travel
  • Forum Business Travel
  • Forum Business Travel
  • Forum Business Travel
  • Forum Business Travel
  • Forum Business Travel
  • Forum Business Travel
  • Forum Business Travel
Patrocinadores fundadores
Patrocinadores

¿Cómo vamos a volver a volar?

¿Cómo vamos a volver a volar?

A falta de fechas oficiales, las compañías aéreas se enfrentan a la etapa post COVID con la incertidumbre de cuándo volverán a volar con relativa normalidad. En su último webinar Forum Business Travel ha reunido a representantes de Air Europa, Air France-KLM-Delta y del grupo Lufthansa, quienes han perfilado los nuevos protocolos que nos vamos a encontrar la próxima vez que nos subamos a un avión.

En cuanto a la reanudación de las operativas y las programaciones, dependerá en mayor medida tanto de la demanda como de la relajación de las restricciones por parte de los gobiernos. Algunos países han anunciado que no lo harán hasta septiembre.

No obstante, las aerolíneas vienen realizando un gran esfuerzo para retornar a los viajeros a sus lugares de residencia, lo que les ha proporcionado experiencia a la hora de recuperar sus operativas.

La apertura en España será gradual, empezando por los vuelos domésticos, a partir de mediados de junio, y de los europeos a principios de julio, con un número limitado de frecuencias.

Las compañías que mantienen un vuelo diario entre capitales europeas aumentarán a dos a partir de mediados de junio y en la medida en que se restablezcan los vuelos punto a punto, las compañías estarán más preparadas para ofrecer vuelos en conexión.

PROTOCOLOS DE SEGURIDAD

Con el fin de minimizar los riesgos de contagio, las compañías aéreas están reforzando las medidas de seguridad tanto en la cabina del avión como en las instalaciones de los aeropuertos.

Los aviones cuentan con filtros HEPA que permiten renovar el aire en cabina de 20 a 30 veces por hora. Es un sistema que se utiliza en los hospitales y que elimina prácticamente el 100% de las bacterias y los virus, incluido la Covid19.

De esta forma, el avión se convierte en el medio de transporte más seguro de cara a minimizar el riesgo de contagio. De hecho, desde la crisis del SARS los aviones están equipados con kits de esterilización.

Además, se han instalado mamparas para la atención de los clientes, tanto en las oficinas de billetes como en los mostradores de facturación. Asimismo, se están revisando los procedimientos de embarque y desembarque para que sean más ágiles, así como la prioridad asociada a algunas tarifas o servicios añadidos. Algunas aerolíneas están probando el embarque empezando por las filas de ventanilla y siguiendo por asiento central y pasillo, en lugar de la tradicional sistema desde atrás hacia delante.

SERVICIOS A BORDO

En la misma línea, también se están actualizando todo lo relacionado con los servicios a bordo. En esta línea, las compañías recomiendan la facturación del equipaje de mano para que haya más espacio en cabina. También es obligatoria la mascarilla a bordo, aunque se está planteando su uso continuado en los vuelos de larga distancia.

En muchos casos se ha eliminado la prensa y las revistas. También se reparten kits de catering precintados. En los casos de comida caliente, se sirve a muy alta temperatura para mejorar la profilaxis alimentaria.

Las mantas y edredones se han retirado en algunos casos y en otros siguen estrictos sistemas de desinfección.

TARIFAS

Actualmente, los precios están en fase de evaluación. La situación del mercado es de gran incertidumbre. En principio, rigen las tarifas que estaban aprobadas previamente a la crisis sanitaria, aunque con mayor flexibilidad en las condiciones.

Según las aerolíneas, el precio no es lo más importante en estos momentos. Hay que viajar con la tarifa más conveniente para las necesidades del viajero en cuanto a reembolso y posibilidad de cambio o anulación.

Debido al aluvión de peticiones de reembolsos, las compañías aéreas solicitan-sobre todo a las agencias de viaje- paciencia para resolver cada caso.

La flexibilidad a la hora de cambiar fechas, extender la validez o, incluso, endosar billetes a personas de la misma empresa, está permitiendo atender muchas necesidades. En general, se están extendiendo los periodos de validez de los puntos acumulados a través de los programas de fidelidad.

Las aerolíneas rechazan la solución de dejar libre el asiento central para no disparar el precio de los billetes. Apelan a las garantías que ofrece el sistema de renovación del aire y demás protocolos de seguridad a bordo.

Los departamentos comerciales de las compañías aéreas están revisando los compromisos de producción anual de las empresas clientes para mantener las tarifas negociadas.