• Forum Business Travel
  • Forum Business Travel
  • Forum Business Travel
  • Forum Business Travel
  • Forum Business Travel
  • Forum Business Travel
Patrocinadores fundadores
Patrocinadores

Impactos positivos y condicionantes negativos para la recuperación del business travel

Impactos positivos y condicionantes negativos para la recuperación del business travel

El último barómetro turístico elaborado por Braintrust prevé que el sector de los viajes de negocio se recuperará con ritmos de crecimiento superiores al 50% en los próximos dos años, aunque no volvería a los niveles previos a la pandemia hasta 2025. También revela que los viajeros buscan cada vez más viajes respetuosos con el medio ambiente, por lo que se moderará su crecimiento en las próximas décadas.


Braintrust anticipa que, aunque los viajes de negocios se recuperarán de forma abrupta en los próximos meses, a rebufo del mercado vacacional, sus altos ritmos de crecimiento de las últimas décadas desaparecerán ante un business travel más consciente.

Así, desvela que este año se llegaría a un 52% del volumen de 2019, con un repunte importante en 2022 y 2023 hasta llegar al 83%, para posteriormente auparse hasta los niveles pre-covid en los dos siguientes años, es decir, hacia 2025.

Para el futuro seguirá creciendo a niveles ya mucho más moderados ante la pujanza de la sostenibilidad que caracterizará a toda la industria del turismo, siempre y cuando la evolución de la pandemia discurra como está previsto.

Entre los impactos positivos, la consultora destaca:

 -Progreso de la vacunación masiva en los principales países occidentales emisores de business travel y puesta en marcha del certificado verde digital en Europa.

-Mayor número de viajes en una economía evolucionada y globalizada, donde la colaboración entre empresas grandes y pequeñas, así como los autónomos, será mayor.

-Nuevos motivos de viaje, como las reuniones que agruparán a los trabajadores remotos más habitualmente, o los eventos estratégicos que reunirán mucho más frecuentemente a un menor número de personas.

-Políticas comunes en la Unión Europea y alianzas globales que favorecerán el intercambio de personas en proyectos internacionales.

-Mayor actividad en el segmento ‘bleisure’, ante el auge de las nuevas generaciones de viajeros que combinarán el trabajo con el ocio.

-Nuevas economías que surgirán al calor de una nueva sociedad, como la economía verde, la economía digital o la economía circular.


Entre los condicionantes negativos están:

-Un escenario de volatilidad e inseguridad sanitaria que seguirá afectando a los viajes de largo radio, en países aún sin inmunidad de grupo, impactando notablemente sobre el volumen total del mercado en 2022 y 2023.

-Potencial aparición de nuevas variantes del coronavirus, que ralentizarían la recuperación en regiones del planeta, si las vacunas no cubren su actuación.

-El aumento del teletrabajo, que se quedará para siempre, y cuya influencia reducirá de forma notable los viajes de proximidad.

-El uso de herramientas digitales, que han acelerado un formato de comunicación híbrido-presencial, suprimiendo una parte de los viajes no esenciales, en especial las reuniones internas a destinos cercanos.

-La desaparición de un tejido empresarial dañado por la crisis una vez acaben las ayudas públicas, sobre todo pymes y autónomos, gran parte de los viajeros en estos tiempos de pandemia.

-La llegada de una nueva generación de viajeros con el work life balance en su ADN, donde los millenials y los Z’s son mayoría, y donde los baby boomers, más acostumbrados a viajar por trabajo, se retiran del escenario laboral.

-Los Objetivos de Desarrollo Sostenible incluidos en la agenda 2030, alimentados por todas las políticas gubernamentales, que favorecerán la cultura de unas empresas más respetuosas y unos viajeros más responsables, con políticas más restrictivas, cuyo efecto sería muy relevante en los desplazamientos en los próximos años.