• Forum Business Travel
Patrocinadores fundadores
Patrocinadores

«Tenemos que poner aún más el foco en la gestión del riesgo y los planes de contingencia»

«Tenemos que poner aún más el foco en la gestión del riesgo y los planes de contingencia»

Las agencias de viaje especializadas han jugado un papel esencial en la primera fase de la crisis del coronavirus al ofrecer una cobertura determinante a la hora de repatriar a los viajeros de negocios que estaban fuera de sus casas. Ahora se preparan para una desescalada en la que sus empresas clientes requieren más apoyo y asesoramiento que nunca para reorientar su programa de viajes, como apunta Ignacio González, director nacional de Globalia Corporate Travel.



¿Qué balance hace de lo que llevamos de crisis sanitaria y económica derivada de la Covid19?

La gran experiencia vivida durante estos casi dos meses en la gestión exitosa que hemos llevado a cabo en Globalia Corporate Travel y nuestro gran capital humano han puesto de relevancia la importancia de las políticas de seguridad y prevención. Hemos podido comprobar la valía del componente humano en la resolución de determinadas transacciones complejas para repatriar a pasajeros y también en la flexibilidad y adaptación al contexto, como ha hecho el capital humano de GCT, persiguiendo hasta la última  opción sin descanso para encontrar la solución que uniera al viajero de empresa con su familia y facilitarle estar con los suyos en su lugar de origen. Desde el inicio del estado de alarma hemos gestionado más de 11.000 transacciones y ayudado a más de 5.500 pasajeros de empresas e instituciones a regresar a sus hogares.


¿Qué peso tiene el factor humano frente a la tecnología en la respuesta a un proceso de emergencia como el actual?

Debemos afirmar, a corto y medio plazo, que las personas no serán necesariamente sustituidas por máquinas, sino por personas que entiendan bien las máquinas para poder obtener la excelencia en el servicio. Ahora más que nunca el rol de especialización en un aspecto tan crítico ha sido de vital importancia para nuestras empresas, administraciones públicas y Administración General del Estado, en la medida en la que se ha garantizado la protección y el cuidado del mayor activo de las corporaciones: sus empleados. Hemos recibido por ello multitud de reconocimientos, lo que nos hace fortalecer aún más el foco en la gestión del riesgo del viaje y los planes de contingencia que ofrecemos a nuestras empresas.


¿Cómo se presenta el escenario de la llamada ‘nueva normalidad’?

El volumen de transacciones, operaciones y repatriaciones que hemos gestionado ha sido de unas magnitudes enormes, y hemos sido capaces de movernos en un contexto de caos sin precedentes. Las empresas son conscientes de esta realidad y conviene no perder esta idea cuando recuperemos cierta normalidad, porque el escenario que nos espera seguirá siendo desconocido en algunos aspectos, y las empresas, más que nunca, deberán ser mucho más conscientes a la hora de decidir en manos de quién ponen los viajes y la integridad de sus empleados. De igual forma, las corporaciones deberían considerar que en el contexto actual y futuro, la medida de valor con la que catalogan a las TMCs no debería ser única y exclusivamente la transacción. Siempre hemos hecho pedagogía con esto, pero ahora más que nunca, la seguridad debe primar sobre otro tipo de conceptos, ya que actuará como factor corrector del ahorro.


¿Qué aspectos críticos hay que reforzar dentro de los planes de contingencia?

GCT dispone de un servicio de emergencias 24/7/365 prestado al 100% por personal propio de Globalia Corporate Travel, ubicado en nuestras oficinas centrales, con gran flexibilidad en el servicio y una excelencia absolutamente comprobada en ésta y otras crisis recientes. Lo seguiremos potenciando aún más.

Además, nuestro servicio Global Care, que comprende todas nuestras herramientas de alertas, monitorización y geolocalización —antes, durante y después del viaje— están diseñadas para disponer de una infraestructura tecnológica flexible para equilibrar la seguridad y asistencia al viajero, tanto en materia de salud como de seguridad.

Esta solución de Risk Management, gestionada  por nuestro departamento de mejora de procesos, permite el envío a los clientes de alertas y comunicados personalizados por países, algo de especialidad utilidad en caso de una crisis como la actual, cuya evolución no es homogénea a nivel mundial, permitiendo la monitorización global y personalizada, en función de las necesidades. 

Hemos incorporado recientemente, Global Travel Risk Academy, que se trata de un nuevo producto para que el viajero disponga de una información previa a la fecha de su desplazamiento, con toda la calidad y fiabilidad del dato actualizado al instante para que el pasajero disponga en plena garantía en cada etapa de su viaje.


¿De qué manera se ha visto reforzado el papel de las agencias de cara a sus empresas clientes?

Cuando el espacio aéreo europeo cerró por la erupción de un volcán islandés, cuando se desató la huelga de controladores aéreos, en los atentados terroristas y en acontecimientos de toda índole, quienes respondemos sin ningún género de duda, somos las agencias especializadas generando valor con soluciones de todo tipo. Aquellos que no contrataban con agencias realmente especializadas y flexibles en sus procedimientos, se veían abocados al caos, porque no había nadie al otro lado que les ayudara o se veían remitidos a teléfonos saturados o redirigidos a una web donde nadie contesta o tardan una barbaridad en ofrecer una solución válida. Por lo tanto, la seguridad, fiabilidad y certidumbre que puede aportar, ahora más que nunca, Globalia Corporate Travel a este contexto debe ser muy tenida en cuenta.


¿Cree que los viajes de negocios se recuperarán a niveles anteriores a la crisis?

La mayor parte de estudios en cuanto a planes de arranque, señalan como denominador común la rápida recuperación a partir del momento en el que se produzca el levantamiento del estado de alarma y se empiece a volver a la actividad con cierta normalidad. Nuestra industria es muy sensible a la turbulencia del entorno global, pero los viajes de empresa tienen un comportamiento anticíclico que favorece su activación en momentos en los que la economía se ralentiza. Lo que todo hace indicar es que los viajes de negocio, seguirán teniendo un papel fundamental en el restablecimiento de la confianza económica y servirán de punta de lanza para la recuperación de la industria.