• Forum Business Travel
Patrocinadores fundadores
Patrocinadores

Sugerencias para diseñar un programa de viajes más verde

Sugerencias para diseñar un programa de viajes más verde

Los viajes sostenibles aglutinan una serie de prácticas que los viajeros de negocios pueden usar para minimizar su huella ambiental. Al medir las emisiones, se pueden comprender mejor efectos y poner en marcha planes para reducirla. American Express Global Business Travel ha desarrollado un whitepaper en el que se proponen una serie de medidas para hacer los viajes corporativos más verdes.

Suscríbete a nuestra newsletter, con toda la actualidad del Business Travel


Al empezar a trabajar en un programa de viajes sostenible, el primer paso es auditar las actividades que se desarrollan durante el mismo y establecer una línea base. Después de esto, se pueden identificar las oportunidades para reducir la huella e implementar iniciativas para neutralizar las emisiones.

Al buscar proveedores, es importante informarse sobre sus prácticas en materia de sostenibilidad. Por ejemplo, en las compañías aéreas hay que observar la antigüedad de su flota, dado que los aviones más antiguos tienden a ser menos eficientes, o si contribuyen con programas de compensación.

También es necesario asociarse con hoteles que cuenten con certificaciones ambientales. Por lo general, los establecimientos con estas credenciales cuentan, por ejemplo, con regulación de agua en cabezales de ducha o inodoros, programas de iluminación y lavado de ropa de bajo consumo.

Una política de viajes puede permitir a los empleados adquirir un asiento en categoría Business en ciertos vuelos, pero es más ecológico volar en Turista, según el whitepaper de American Express Global Business Travel. Es posible ofrecer incentivos a aquellos viajeros que desean hacer una elección más sostenible y renunciar a esta clase.

Debido a las altas emisiones de CO2 y gasto de combustible durante los despegues y aterrizajes, la opción más sostenible al viajar en avión es elegir un vuelo directo. Esto a veces significa una tarifa más alta, pero también supone un menos gasto en compensación de carbono si la empresa cuenta con un programa sostenible.

Después de calcular las emisiones de CO2 que se emiten por la actividad de los viajeros de negocios, hay que considerar donar una cantidad monetaria equivalente a las organizaciones que se dedican a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

American Express Global Business Travel, por ejemplo, compensa su programa de viajes mediante la compra de créditos de carbono para apoyar el Proyecto Envira Amazonia. En 2019, comenzó a compensar el 100% de sus desplazamientos profesionales.

Desde una compañía se puede alentar a los viajeros a compartir viajes en taxi cuando viajen juntos y a utilizar el transporte público cuando no lo estén. Si los viajeros necesitan alquilar en un coche para desplazarse, es bueno negociar con los proveedores un descuento en sus modelos eléctricos e híbridos.