• Forum Business Travel
  • Forum Business Travel
Patrocinadores fundadores
Patrocinadores

La incertidumbre política y económica empieza a afectar al crecimiento del tráfico aéreo

La incertidumbre política y económica empieza a afectar al crecimiento del tráfico aéreo

En un contexto de incertidumbre marcado por la inestabilidad política en España, las dudas sobre el Brexit y la necesidad de avanzar hacia un modelo de aviación más sostenible, la asociación ALA ha alertado que durante los próximos meses las aerolíneas se enfrentarán a un entorno de moderación del crecimiento a pesar de los buenos resultados obtenidos durante el verano.

Suscríbete a nuestra newsletter, con toda la actualidad del Business Travel



El aumento de la oferta para este invierno será del 1% aproximadamente, según la Asociación de Líneas Aéreas (ALA), que aglutina cerca de 80 compañías que vuelan en España, incluyendo las 9 de mayor tráfico. Un dato que contrasta con la actividad en verano, con 154 millones de pasajeros transportados en España entre marzo y agosto, lo que supuso un incremento del 4,7 % respecto al mismo período del año anterior.

La meteorología y la congestión del tráfico aéreo siguen siendo dos de los grandes hándicaps contra los que luchan las aerolíneas.  Aunque los retrasos por meteorología se han reducido un 26% en lo que va de año, los producidos por temas de falta de capacidad y de personal relacionado con la gestión del tráfico aéreo se han visto incrementados un 10%.

Tras las dificultades sufridas en el verano anterior, este año la puntualidad ha mejorado. El aeropuerto de Madrid se ha colocado con un 74%, por encima de la media de los 20 aeropuertos principales europeos, y Barcelona ha mejorado cinco puntos porcentuales, llegando al 61%, respecto al verano anterior.


RALENTIZACIÓN

El crecimiento para la temporada de invierno sufrirá una gran moderación, con tan sólo un 1% previsto, incluyendo además los 650.000 asientos previstos de Thomas Cook. Aunque los efectos inmediatos como la caída del tráfico aéreo puedan ser perceptibles, el presidente e ALA, Javier Gándara, señala que “a medio plazo se estabilizará, con más aerolíneas cubriendo la capacidad de la antigua compañía”.

En lo que se refiere a la congestión del espacio aéreo, a pesar de haberse reducido los retrasos, nuestro país sigue en unos niveles históricamente altos. Una media de 1.316 vuelos al día han tenido un retraso por gestión del tráfico aéreo en ruta de más de 15 minutos en lo que va de 2019, un 11% menos que 2019. Sin embargo, la cifra es más de un 150% superior a la de 2017.

El retraso en ruta medio por vuelo en lo que va de 2019 ha sido de 1,79 minutos, dentro del rango previsto por Eurocontrol a principio de año, pero muy por encima del objetivo de 0,5 minutos por vuelo.

Entre las peticiones al futuro nuevo Gobierno, la asociación insiste en “apostar firmemente por el uso flexible del espacio aéreo español, mediante una mejor coordinación civil y militar”, así como “dar un nuevo paso en la liberalización de torres de control, añadiendo nuevas torres a las que ya están siendo operadas con éxito por compañías privadas”.


SOSTENIBILIDAD Y BREXIT

En un entorno globalizado donde existe mucha más conciencia social acerca de la sostenibilidad y en el que acontecimientos geopolíticos como un Brexit inminente y la quiebra del turoperador Thomas Cook podrían redefinir el panorama de la aviación tal y como la entendemos hoy, Javier Gándara hace hincapié en la necesidad de aunar esfuerzos entre los actores clave del sector, incluyendo Administración y patronales, para afrontar momentos difíciles de forma conjunta y avanzar en la misma dirección.

En lo que a la sostenibilidad se refiere, el directivo recuerda que la aviación representa el 2,4% de las emisiones de CO2 a nivel mundial pero, aun así, la industria hace tiempo que se está reinventando para ser más respetuosa con el medio ambiente.

En este sentido, Gándara ha apuntado que “las aerolíneas mantienen una flota de aviones moderna y cada vez más eficiente, invierten en soluciones tecnológicas, impulsan proyectos revolucionarios como el desarrollo de aviones eléctricos y la potenciación del uso de biocombustibles para reducir la huella de carbono por pasajero”.

Asimismo, renovar el marco regulatorio que rige la operativa aérea actual e impulsar el Cielo Único Europeo “es clave para ahorrar millones de toneladas de CO2 adicionales debido a las ineficiencias del espacio aéreo”.

En cuanto al Brexit, ALA reconoce que el sector aéreo es uno de los más sensibles a la salida del Reino Unido de la Unión Europea y que existe incertidumbre respecto al marco reglamentario que regirá el sector, pero transmite un mensaje de tranquilidad recordando que la conectividad está garantizada al menos hasta octubre de 2020, y que las aerolíneas llevan tiempo preparándose para ello.