• Forum Business Travel
  • Forum Business Travel
  • Forum Business Travel
  • Forum Business Travel
Patrocinadores fundadores
Patrocinadores

La hoja de ruta para la entrada de competencia privada en el AVE

La hoja de ruta para la entrada de competencia privada en el AVE

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha aprobado la participación de operadores privados en el transporte de viajeros para el AVE y los servicios de Larga Distancia. En cambio, Renfe mantendrá el monopolio de los trenes de Cercanías y Regionales hasta 2027.


Competencia ha dado luz verde para que los operadores privados recojan y dejen viajeros en distintas estaciones de un mismo Estado pese a que, en último término, su servicio sea un trayecto transfronterizo, según informa Europa Press.

Por ejemplo, las compañías que oferten trayectos entre España y Francia a través de la línea de AVE Madrid-Barcelona y su conexión trasfronteriza bajo los Pirineos podrá comercializar billetes para viajar entre ciudades intermedias del recorrido, por ejemplo, entre la capital y la Ciudad Condal, o en los trayectos Madrid-Tarragona o Zaragoza-Barcelona, entre otros. 

La CNMC obliga al nuevo operador a cumplir con una serie de condiciones, como el hecho de que al menos el 30% del todos los viajeros que transporten deberán tener origen o destino internacional. Además, el 20% de los trayectos que ofrezcan deberán discurrir fuera del territorio español.

El organismo regulador recuerda que esta normativa no supone la apertura a la competencia del transporte de viajeros en tren por España, que el Gobierno ya ha asegurado que tendrá lugar en 2020, en línea con los plazos fijados en las directivas europeas para todos los países de la UE. La CNMC deberá comprobar además que existe una demanda potencial de viajeros para el transporte internacional que se ofrezca en función de las ciudades que conecte y la oferta de otros modos de transporte.

Por lo que respecta a Cercanías y Regionales, Renfe podrá continuar con su monopolio una década más. Como contraprestación, la compañía deberá invertir en las instalaciones y el parque de trenes de dichos servicios públicos. De hecho, ya trabaja en un plan de compra y mejora de trenes convencionales.

Las directivas europeas sobre liberalización ferroviaria marcan 2020 como fecha tope para que los países de la UE abran a la competencia el tráfico de viajeros en tren. No obstante, en el caso de los servicios ferroviarios públicos (cercanías y los regionales), permiten aplicar un periodo de transición.