• Forum Business Travel
  • Forum Business Travel
  • Forum Business Travel
Patrocinadores fundadores
Patrocinadores

No es oro todo lo que reluce en las tarifas de última habitación disponible

No es oro todo lo que reluce en las tarifas de última habitación disponible

Aunque las tarifas negociadas hasta la última habitación disponible (last available room, LRA) son práctica común en los acuerdos entre las empresas y los hoteles, un reciente estudio de CWT Consultions Group desvela que existe una diferencia entre el valor percibido y el real, por lo que es recomendable estudiar cada destino y cada categoría de hotel.


Cuando las empresas cuentan con tarifas de última habitación disponible (LRA), normalmente más caras que las tarifas que no son de última habitación disponible (NLRA), tienen derecho a adquirir una habitación al precio y término contratados, incluso si al establecimiento le queda una sola habitación en dicha categoría. Para las empresas que no poseen esta cláusula, el precio al que se venden las últimas habitaciones queda a discreción del hotel.

Tras analizar 7.300 reservas de hotel realizadas en 2016 en 97 países, el informe destaca que:

- Existe un salto de un 5% entre el valor percibido de las tarifas de LRA y el real. Esto puede traducirse en pérdidas anuales millonarias para las empresas, debido a una percepción errónea del valor de las tarifas LRA.

- El 44 % de hoteles analizados cobra un extra por incluir una cláusula de LRA.

- Existe un 12% de probabilidades de que un viajero no pueda beneficiarse de la tarifa negociada, incluso si esta es LRA. En el caso de las NLRA, esta probabilidad asciende al 26%. 

- Si una empresa tiene posibilidades de elegir entre varios hoteles en un determinado mercado, puede ser más beneficioso negociar un mix de tarifas LRA y NLRA. 

- El valor percibido difiere considerablemente entre los hoteles premium y los económicos, así como entre las ciudades.

Como subraya Eric Jongeling, director de Soluciones de Hotel CWT Consultions Group,  “las tarifas de última habitación disponible han sido el estándar de oro para los acuerdos hoteleros desde la década de los 80 y nunca nadie había cuestionado realmente este hecho. No obstante, ahora las hemos analizado en detalle y parece que el oro ha perdido parte de su brillo”.


DESCARGAR EL INFORME COMPLETO